Pastoral de la Cultura

CONOCE MÁS

PRÓXIMOS EVENTOS

EVANGELIO DEL DÍA

Evangelio

Marcos 8, 22-26

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a Betsaida y enseguida le llevaron a Jesús un ciego y le pedían que lo tocara. Tomándolo de la mano, Jesús lo sacó del pueblo, le puso saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntó:
"¿Ves algo?". El ciego, empezando a ver, le dijo: "Veo a la gente, como si fueran árboles que caminan".
Jesús le volvió a imponer las manos en los ojos y el hombre comenzó a ver perfectamente bien: estaba curado y veía todo con claridad. Jesús lo mandó a su casa, diciéndole: "Vete a tu casa, y si pasas por el pueblo, no se lo digas a nadie".

Reflexión

El hecho de que Jesús sacara fuera de la ciudad al ciego, nos presenta un cuadro realmente hermoso. Podemos imaginarnos a Jesús guiando al ciego por un buen rato, hasta estar fuera de la ciudad. No es que el ciego no tuviera quien lo guiara, allí estaban sus amigos, pero el Señor quiso hacerlo él mismo. Esto formaba parte también del proceso de sanidad que el ciego necesitaba. El contacto con Jesús, el sentir su dirección, el ver que le dedicaba su tiempo, tal vez alguna conversación en el camino, pero sobre todo, estar a solas con él fuera de la multitud de curiosos, servía para establecer una relación personal de confianza, necesaria para este hombre, que parecía muy pasivo al principio.
El Señor sanó a muchos ciegos, pero en esta ocasión, la forma en que se llevó a cabo la sanidad, es completamente diferente a todas las demás. Esto nos recuerda que el Señor no se limita a usar siempre los mismos medios. Cada persona es diferente, y por eso el Señor trata cada caso de forma individual y personal. De la misma manera, a cada uno de nosotros Dios nos busca y nos llama a la conversión de una forma distinta, atendiendo siempre a nuestras circunstancias y necesidades concretas. En el caso del ciego, Jesús usó métodos que él pudiera entender, y sobre todo sentir.
Jesús, actúa en el ciego de Betsaida de forma progresiva, dando muestras de que su amor llega a nosotros de manera suave y sutil. ¿De qué manera has sentido que Él se ha acercado a tu vida? ¿Le reconoces en el camino?

Conoce UPAEP

GALERÍA DE FOTOS

ENTRA EN CONTACTO CON NOSOTROS

pastoraluniversitaria@upaep.mx

Oficinas ubicadas en el edificio J
detrás de la Capilla Universitaria (por la alberca)

Carlos Manuel Martínez Cruz
carlosmanuel.martinez@upaep.mx
Ext.7536

Jazmín Gutiérrez Sánchez
jazmin.gutierrez@upaep.mx
Ext. 7546

Melisa Gudiño Vázquez
melisa.gudino@upaep.mx
Ext. 7758

Félix Augusto Méndez Zepahua
felixaugusto.mendez@upaep.mx
Ext. 7118

ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL